El París más árabe

Por todos es sabida la influencia árabe que hay en Francia, consecuencia directa de esa misma influencia sobre algunos países árabes. En París está muy bien reflejada por dos edificios singulares. Uno, la Gran Mezquita, de estilo tradicional y el otro, el Instituto de Cultura Árabe, moderno por los cuatro costados y ejemplo para muchos estudiantes de arquitectura. Dos ejemplos totalmente opuestos que se complementan a la perfección.

Comenzamos por la Gran Mezquita.
Situada justo al lado del Jardín de Plantas y no muy lejos del Sena, fue inaugurada en 1926 en homenaje a los musulmanes muertos por Francia en la 1ª guerra mundial. Su estilo es hispano-árabe estando inspirada en la mezquita de El-Qaraouiyyîn de Fez (Marruecos).

Gran Mezquita de París
La entrada de la foto superior e inferior es la que da a la zona de "ocio". Una terraza (preciosa, ya veréis), los hammam (con día reservados a las mujeres y por lo visto una experiencia interesante), el restaurante y la tetería (los tés con menta y las pastas están buenísimas, con muchos frutos secos y miel).

Gran Mezquita de París
 Gran Mezquita de París
Gran Mezquita de París
Gran Mezquita de París

La siguiente imagen corresponde a la entrada del edificio,
 en ella encontraréis un buen surtido de pastas. 
De frente se encuentra un patio-restaurante y una tienda.
Gran Mezquita de París
A la derecha de la entrada se encuentra la tetería, también restaurante en las horas de comida y cena.
Gran Mezquita de París

Ahora ya salimos y rodeando el edificio nos dirigimos a la zona de culto,
no sin antes pasar por algunos portones preciosos.
Gran Mezquita de París
Gran Mezquita de París
Gran Mezquita de París
Gran Mezquita de París 
Gran Mezquita de París
Gran Mezquita de París
Gran Mezquita de París

Bonita ¿verdad? perfecta para viajar sin hacerlo.

Ahora atravesamos el Jardín de Plantas hasta el Sena, y recorremos una parte de la margen del río casi hasta la altura de la catedral de Saint Michel de Notre Dame para llegar al Instituto del Mundo Árabe. Como os decía anteriormente, nada que ver con la mezquita; innovador y original.

Instituto del mundo árabe
El edificio se inauguró en 1987, y se trata de una fundación regida por el derecho francés fruto del acuerdo entre el Estado francés y 21 países árabes (Argelia, Arabia Saudí, Baréin, Egipto, Emiratos Árabes Unidos,     Irak, Jordania, Kuwait, Líbano, Libia, Marruecos, Mauritania, Omán, Palestina, Catar, Somalía, Sudán, Siria, Túnez, Yibuti y Yemen).
Su objetivo promover el conocimiento de la cultura árabe, favorecer el intercambio cultural y fomentar las relaciones con el mundo árabe.

La fachada sur del edificio está formada por diafragmas (como los de las cámaras de fotos) que se abren o cierran en función de la luz, además de simular los típicos arabescos. Junto al edificio principal se encuentra la sala de exposiciones.

Instituto del mundo árabeInstituto del mundo árabe
Instituto del mundo árabe

Instituto del mundo árabe
Instituto del mundo árabe

Un lugar de obligada visita desde luego, no solo por el edificio en sí, si no por las vistas que su terraza ofrece.

Instituto del mundo árabe
 En su interior además del museo, se llevan a cabo eventos y hay una gran biblioteca.
Instituto del mundo árabe
 La planta más baja se trata de espacio enorme ocupado por muchísimas columnas, no se a vosotros, pero a mi me recuerda a la Mezquita de Córdoba en moderno y por supuesto salvando las diferencias.
Instituto del mundo árabe

 Desde luego el edificio no deja indiferente.


1 comentario:

  1. A mi me habían hablado de la terraza del instituto arabe y su cafetería...pero lo de la mezquita, increiblemente precioso...y se tiene que estar fresquito..tienen pinta.

    ResponderEliminar