La China de verdad de la buena

!Hola!

Últimamente estoy con ganas de viajar. Desde siempre me ha gustado hacerlo. 
Es desde luego la mejor manera de conocer otras culturas. Uno aprende a valorar las cosas que en casa nos parecen de lo más normal y nuevas formas de hacer y ver el mundo que nunca pensamos que pudieran existir. Aprendemos a relativizar y a entender mejor las situaciones que nos rodean. 
Además lo que más me gusta de los viajes es que no solo duran el periodo que dura el viaje en sí, sino que mi cabeza comienza a viajar desde el momento en el que me lo planteo. Me encanta planificarlo y ver todas las combinaciones posibles para quedarme con la mejor.

El año pasado por estas fechas estaba justo planificando mi viaje a China. Fue un viaje muy especial, ya que no solo iba como mera turista, que también, sino que iba a la boda de una amiga. No quiero extenderme demasiado, pero ese viaje fue tal vez una de las mejores experiencias que he tenido hasta ahora. Vivir una ceremonia tan especial, en una cultura que aunque ya muy influenciada por el "horterismo" occidental, sigue manteniendo multitud de tradiciones y rituales. Además la región donde se celebró (Innermongolia) estaba lejos de los ojos de cualquer turista, mezcla de mongoles, árabes y chinos... increible.

Hoy he querido traeros algunos pedacitos que me traje de allí: "mi China" en imágenes

voy a intentar enseñaros sobretodo imágenes de la vida cotidiana, nada de "tipiquismos", salvo la primera foto: La ciudad prohibida. Es realmente impresionante, allí es donde en la antigüedad vivían los emperadores y su gente. Una de las cosas que más megustó de Pekin es que hay muy pocos turistas occidentales, los hay, y sorprendentemente la mayoría españoles, pero para loq ue se ve en cualquier ciudad europea no había casi ninguno.





Vistas al paraiso desde la gran muralla
Aquí también le daban al "craft" :) con un aire muy friki por cierto, pero genial. 
Esta postura era de lo más normal por allí, la gente esperaba los autobuses o charlaban en la calle sentados así.    
Me maravillaban sus sistemas de automoción.... totalmente artesanales

Las fotos que vienen ahora las hice en un pueblecito precioso, se llama Tongli.
Marco Polo la bautizó como la pequeña Venecia y es que este pueblecito esta lleno de canales.
Allí compré algunas de las cositas que utilizo en mis pendientitos de nácar :)

En algunos lugares hay un sistema de pesca bastante curioso. Pesca con cormoranes.
Los animalillos tienen un lazo en el cuello de manera que no se pueden tragar los peces grandes (solo los pequeñitos)
Y así los grandes los coge el barquero. Es una especie de simbiosis, ya que esta pesca se hace de noche y gracias al farolillo del barquero los peces se acercan a la barca y los cormoranes se ponen hasta arriba a pescados (eso sí, pequeñitos)
Izqda: esponjas vegetales (nunca las había visto al "natural") 
Las fotos siguientes son de Xi'An, sí, sí, donde se encontraron a los famosos guerreros (impresionantes por cierto). Pero lo mejor de este lugar es su mezcla de culturas.
Xi'an, era una de las ciudades importantes en la ruta de la seda, y debido a eso, permanecieron árabes de aquel periodo. Como resultado: una ciudad con espíritu árabe, con un mercadillo que es más parecido a un zoco que a uno típico chino, un templo chino, pero que en realidad es una mezquita. Comida rica en cordero y frutos secos tan típicos de la cultura árabe y la gente.... mejor vedlo vosotros mismos....



Y ahora un poquito de naturaleza.
Por el momento creo que no he visto nada igual. Es la zona de Guilin y Yangshuo. Todas las "montañitas" que se ven se produjeron de la misma manera que el pan de azúcar de Río de Janeiro. La diferencia es que allí hay solo una y en esa zona de China hay mas de dos mil. 


 Ahora viajamos hacia los famosisimos campos de arrozales de Longsheng. Es impresionante, estos arrozales tienen más de 700 años de historia. Sus terrazas tardaron siglos en hacerse, y su sistema de riego esta perfectamente pensado. El agua de la lluvia cae y va distribuyéndose por las diferentes terrazas gracias a pequeños canalillos de bambú (podéis verlos en la foto de la izquierda).
Es muy curioso ver como secan el maiz  y las guindillas en las casas.




A esta mujer nos la encontramos en la parte más alta del camino, os aseguro que la subida es de armas tomar.
Y allí estaba ella, solita sentada encima de una piedra esperando a que pasase algún turista (paradógicamente, no había casi nadie por allí). La tradicion en ese pueblo es que las mujeres solo se cortan el pelo una vez en la vida con la mayoría de edad, y se dice que el agua del rio tiene algo especial que hace que no les salgan canas(Esa mujer no tenía ni una!). El pelo con esas dimensiones lo enrollan sobre su cabeza formando una especie de gorro.
En cuanto nos vio desplegó su sonrisa, pero... podéis creerme o no, pero no era una sonrisa de interés sino de alegría, ya la habíamos visto antes, allí la gente sonríe con mayúsculas.
La guía nos dijo que por un dinerillo mísero se desenrollaría el pelo. Nosotros al principio dijimos que no, nos parecía, no, se un poco raro como los "ricos" que dan dos durillos a la pobriña... después la guía nos dijo que ella se subío toda la montaña esperando algo así, u sinceramente, la mujer era tan entrañable, tan maja y cariñosa y nos daba tanta penilla que ético o no, al final le dimos un dinerín.

Como ya os he comentado subir hasta allí es una tarea no apta para cualquiera, las subidas son increíbles y me alucinaba ver que había pueblecitos  por ahí. Debido a esto, los campesinos cuando tienen que ir a segar los arrozales usan un sistema para el almuerzo bastante inteligente y práctico.
Salen de casa simplemente con una bolsita de arroz. El agua la encuentran en la zona donde siegan y el recipiente para cocerlo también: el bambú. El bambú es hueco por dentro entre nudo y nudo por lo que hacen un agujerito en uno de los nudos, meten agua y arroz y lo ponen a la lumbre. Y el resultado.... un riquisimo arroz al fuego (como el de la foto e abajo)


En este viaje hubo tiempo para todo, para ver pueblecitos pequeñitos llenos de encanto y ciudades grandotas con rascacielos que mezclan occidente y oriente. Entre Shanghai y Hong Kong, me quedo con la primera, mucho más oriental, moderna, limpia y bonita la segunda.
 En Hong Kong claramente se comprueba eso de un país dos sistemas. Por ejemplo para pasar de "China" a Hong Kong hay que pasar por un control de pasaportes (los europeos ni si quiera necesitamos pasaporte para entrar), y en pequeñas cosas se comprueba que efectivamente la censura aquí es censurada: hay facebook! :)
La gente es distinta, hay muchos indios, y hasta la fisonomía de los chinos cambia, los precios suben y los espacios se reducen (jamás he estado en una habitación de hotel tan pequeña y sin ventanas...).

Shanghai, desde el piso más alto del mundo: Altura 500m....qué vértigo! 
Hong Kong ya es otra historia...

El capitalismo y la religión se dan la mano... por un módico precio puedes comprar un ladrillo o pueden grabar tu nombre en una roca...
Pero como ya os dije en el post dedicado a la Petite China de Paris, lo mejor de China es su gente

¡ Ah! y por su puesto me vine cargada de cositas de allí :)

Mis mayores triunfadas fueron mis cuadernitos (es que son tan ricos que me da pena usarlos!),  mis colores faber castell acuarelables, unas pinturas acrílicas y unas pinturas para cerámica.... qué tienda por dios, una maravilla!!! todas las pinturas las compré en Shanghai que tiene una calle "temática" con un montón de papelerías.
Si vuelvo me dejo de ropa y regateos en mercadillos y me cargo la maleta de "crafties"

En algunas de las hojas del cuadernito vienen proverbios chinos (¡o eso creo!), y los dibujitos es que son taaan ricos. 


Ay madre creo que me he pasado con el post :S  
¡Espero no haberos cansado mucho!

Una última cosa..... todo esto se lo debo a mi amiga Chen, my sweetie!

¡Qué tengáis un buen día!
y no os olvidéis de viajar, empezando por la mente, eso también vale.


12 comentarios:

  1. Qué maravilla de viaje. Me encantaría viajar a China, es uno de esos destinos soñados que ojalá algún día cumpla. Hacer este recorrido a través de tus fotos y tu historia ha sido genial.
    Comparto, y mucho, esa afición tuya por los viajes y te entiendo a la perfección cuando dices que empiezas ya a disfrutarlo desde el momento de los preparativos. A mí me ocurre lo mismo, es una de las etapas con las que más disfruto.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Tiene que ser una experiencia super interesante. Que envidia!!!

    ResponderEliminar
  3. Genial y diferente a las imágenes que estamos acostumbrados a ver. La parte de papeleria, cuadernitos y demás es graciosisismo. Nos das mucha envidia por haber podido disfrutarlo.

    ResponderEliminar
  4. OOhhh yo tb fui a China..pero sólo me quedé por Shanghai y Beijing( aquí hablo un poco de mi viaje http://perinquentravel.wordpress.com/2012/02/29/un-paseo-por-beijing-pekin/)...unas fotos mu chulas!
    un besito
    www.azatelier.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. uauuu que bonito viaje! Pero lo que más me ha gustado han sido los paisajes y la historia tan bonita de la mujer del pelo largo. Toda una aventura la que vivisteis, me ha encantado!!

    ResponderEliminar
  6. IM-PRESIONANTE ¡Qué bonito todo! Espero poder ir algún día; después de todas las novelas que he leído sobre esos paraisos tengo unas ganas :3

    ResponderEliminar
  7. Qué maravilla!

    Menudas imágenes y cuánta belleza e inspiración!

    Un besazo!

    Eva
    MadameMademoiselle

    ResponderEliminar
  8. Que lujo de reportaje!!!!! gracias por compartir con nosotras tu viaje. :).
    Costurica.

    ResponderEliminar
  9. Genial, genial, genial! Durante un rato ha sido como viajar. Unas fotos preciosas!

    ResponderEliminar
  10. Increíblemente bello este maravilloso regalo que nos has hecho!!! Por un momento me he sentido a tu lado, disfrutando de tanta maravilla. Muchísimas gracias y un beso grandote!
    Jabones Aromas del Campo

    ResponderEliminar
  11. Precioso post ♥ ♥ ♥!!!
    Fui a China en 2007, no lo podrías haber descrito mejor "Horterismo".
    Estuve en Xi'an viendo esos famosos guerreros...
    Qué de recuerdos me has traido, en ese viaje comencé a sacar cada vez más fotos y disfrutar de ello. Me ha encantado leerte (nunca está de menos repetirte lo mucho que me gusta pasarme por aquí) ;-))

    ResponderEliminar
  12. Qué bien, me acabo de dar un paseito por China gracias a tu post. Buff, qué pasada de lugares y gentes...

    ResponderEliminar